perros de servicio en un negicio

Como propietario de un negocio, usted podría pensar que usted tiene el derecho de decir si los perros se les permite entrar, pero la ley a menudo tiene una opinión diferente. Esto es algo que uno dueño de un restaurante descubrió la manera dificíl.

Una señal es ignorada

La noche iba bien en el restaurante de marisco Mundial. La comida estaba buenísima, los comensales estaban felices, los empleados estaban haciendo sin problemas sus puestos de trabajo, pero las cosas rápidamente se vinieron abajo cuando una mujer entró en el establecimiento, camino derecha más allá de letrero “No Perros” que el propietario había colocado cerca de la puerta, y conduciéndo el perro en el comedor.

Irritada que su signo evidentemente había sido ignorado tan descaradamente, el propietario se acercó a ella y le pidió que tomara su perro afuera. El dueño del perro se negó, explicando que porque su animal era un perro de servicio, tenía tanto derecho a estar allí como lo hizo. Las cosas se pusieron calientes y, finalmente, la policía se presentó.

Cuando la policía cuestionó a los dos individuos involucrados en la disputa, señalaron que no sólo era el perro que lleva un chaleco animal de servicio, sino que la mujer también tenía papeles mostrando que el perro era realmente un perro de servicio y había sido pasado por una gran cantidad de formación acreditada. Sobre la base de esta información, la policía detuvo al dueño del restaurante. Los cargos son interferencia ilícita con los derechos de las personas ciegas/con discapacidad.

Líneas borrosas

En los cincuenta estados, las leyes establecen claramente que los perros de servicio están permitidos en los edificios públicos, incluyendo restaurantes. La mayoría de los propietarios de negocios y entienden que no tienen ningún problema en admitir a un animal que está ayudando claramente un individuo que padece una minusvalía física obvia. El negocio de los propietarios actualmente se enfrentan a un problema en que los perros son entrenados para llevar a cabo una variedad de servicios, incluyendo la detección temprana convulsiones, ayudar a las personas que sufren de trastorno de estrés postraumático, y mucho más. Estos perros de servicio también están autorizados a entrar en cualquier negocio que está abierto al público, a pesar de que no es tan fácil identificar qué servicio proporciona el animal.

Perros de apoyo emocional han lanzado otra llave inglesa en las cosas. Animales de apoyo emocional son los que no prestan un servicio, pero cuya presencia física consuela a su dueño. Muchas personas que tienen un perro de apoyo emocional asumen que pueden llevar al animal en todas partes. Los dueños de negocios pueden decir a los propietarios de animales de apoyo emocional que tienen que quitar el animal, sino que deben estar preparados para una discusión. Muchos propietarios de perros de apoyo emocional no entienden la diferencia entre los animales de servicio y soporte, y se mantienen firmes que tienen todo el derecho a llevar el animal en el negocio.

Con el fin de evitar una situación como el dueño del restaurante que preguntó a la mujer para eliminar su perro, la mayoría de los propietarios de negocios no se oponen a los perros de apoyo emocional. Con suerte, habrá mejores normas que establezcan claramente la diferencia entre el soporte y servicio en perros emocionales estarán en el horizonte.