leyes sobre ruidosos vecinos

Vecinos ruidosos pueden reducir seriamente su manera de disfrutar de la vida, sobre todo cuando el ruido ocurre a altas horas de la noche. Si estás en el medio de una situación de vecino ruidoso, aquí hay algunos consejos que le ayudarán a ganar un poco de paz.

Es la crónica de ruido

A decir verdad, si el problema de ruido es algo ocasional, el mejor curso de acción es probablemente sólo ignorar la situación. Sin embargo, si el ruido se lleva a cabo en la forma de un partido semanal, vehículos ruidosos que entran y salen a cualquier hora de la noche, o un perro ladrando, tendrá que hacer frente a la cuestión.

Tener un corazón a corazón con su vecino

Cuando los niveles de ruido se han convertido en una molestia insoportable, es el momento de sentarse y tener un corazón a corazón con su vecino. Antes de llamar a su puerta, tómese unos minutos para prepararse. Usted no quiere estar de mal humor en este punto. Tome algunas respiraciones profundas para calmarse y planificar el futuro. Una vez que llegue a casa de sus vecinos, hable con calma sobre el tema y pregunte si hay alguna manera de resolver el problema en que tanto usted como su vecino salgan feliz. Usted puede aprender que no tienen idea de lo perjudicial que es su ruido.

Mientras está en casa de su vecino, trate de que llege a trabajar con usted para llegar a un compromiso. No tenga miedo, con calma, explicarle por qué y cómo su ruido está afectando su vida.

Recuerde, la cosa más importante que puede hacer durante esta etapa es mantener la calma, y estar tranquilo.

Escribir una carta

Si usted ha tenido un corazón a corazón y el ruido continúa, escribir una carta formal, de nuevo utilizando un lenguaje tranquilo, no agresivo, pidiendo que hagan algo para mantener sus niveles de ruido. Envíe la carta por correo y guardar una copia de la carta por sí mismo. La carta es la primera prueba formal que tendrá que usted está tratando de trabajar con su vecino para soportar el ruido. Si alquila, este es el momento en que usted querrá empezar a trabajar con su propietario.

Empezar a llevar un registro

Recoger un cuaderno de espiral barato y lo utiliza como un diario para registrar cada vez que su vecino hace mucho ruido. Tome nota del tipo de ruido, cuando empezó, y el tiempo que pasó.

Póngase en contacto con la Policía

Si verdaderamente ha hecho todo lo que se pueda imaginar para convencer a sus vecinos para mantener el ruido, es el momento de ponerse en contacto con la policía. Esta es una llamada que no sea de emergencia, por lo que usted quiera marcar 311. Proporcionar al despachador con la ubicación exacta del ruido, así como el tipo de ruido que está teniendo lugar. Deje que el despachador que desea permanecer en el anonimato. No vaya a sus vecinos para ver mientras la policía discutir la situación con ellos.

¡Buena suerte!