Los Puestos de Control DUI en Halloween

agentes de dui-apple-valley-fianzas

agentes de dui-apple-valley-fianzas

Beber y conducir nunca es una buena idea. Desafortunadamente, miles de personas deciden hacerlo todos los días, especialmente alrededor de los días festivos. Esto incluye Halloween. La gente está fuera de fiesta y pasandola bien cuando deciden que no estan demasiados borrachos para conducir. Se ponen al volante de un vehículo, e inevitablemente provocan un accidente.

Esto es horrible en cualquier día del año, pero puede ser infinitamente peor en Halloween, debido al aumento en el tráfico de pie causado por los niños pideindo dulces. Esta es la razón por la cual los agentes de policía son tan decididos a evitar que los conductores ebrios manejen el día de Halloween. Una de las mejores maneras de hacerlo es mediante la creación de puntos de control de DUI.


Los puestos de control de DUI ayudan a los agentes del orden a encontrar los conductores que conducen bajo la influencia de drogas o alcohol.


Esto se hace mediante la creación del puesto de control o reten, en una carretera que se sabe que es muy transitada por personas que han estado bebiendo. Los oficiales restringen el flujo de tráfico a unos pocos carriles, y entrevistan a cada conductor que rápidamente pasa a través. Se le preguntará a cada conductor una serie de preguntas, y miraran de cerca en busca de signos de intoxicación.

Si el conductor no muestra signos de embriaguez, entonces será libre de seguir hacia su camino. Sin embargo, si el oficial sospecha que el conductor está bajo la influencia de algo, le pide al conductor que se estacione a un lado. El conductor tendrá entonces que tomar una prueba de sobriedad de campo, y si no que, entonces puede ser tomado en custodia.

Si bien esto puede ralentizar el tráfico, pero todo es por una buena razón. En Halloween, los niños están por todas las calles de caza en casa pidiendo dulces como cada año. Nadie quiere oír la historia de un conductor borracho que mato a alguien en un día normal. En Halloween, la historia podría ser mucho peor.